Post Patrocinado
Como ya os comenté, ahora colaboro con la juguetería Stoks Didactic probando sus juguetes y escribiendo sobre ellos.

En un anterior post os hablé del Laberinto granjero, que por cierto, ahora es cuando Laura (17 meses) lo ha encontrado interesante y echa sus ratitos jugando con él 😉

El segundo juguete que nos han enviado se llama “Tablas de multiplicar” y está dirigido a la franja de edad entre 7 y 9 años. Consiste en 9 tableros que contienen las operaciones de las tablas de multiplicar del 1 al 9, y unas fichas que tienen por un lado el resultado de una multiplicación y por el otro un dibujo. Ese mismo dibujo se encuentra en la operación correspondiente en los tableros.

De esta forma, cuando el niño busca el resultado de la operación, sabe si ha acertado comprobando que coincidan los dibujos de la ficha y del tablero.

 

tablas de multiplicar

Y cuando digo “el niño” quiero decir “cualquiera” porque ¡hay que ver lo oxidadas que tengo las tablas de multiplicar!

Así que nos ha venido muy bien este juego a los tres: los niños aprenden y practican, y yo ejercito un poco la mente jiji.

El juego se puede usar a modo de “solitario” o bien hacer una pequeña competición a ver quién consigue completar antes una tabla… o varias (lo ponemos un poco más difícil a veces para que el mayor no se aburra).

Solo le he encontrado una pequeña pega: las fichas de los números son de cartulina fina por lo que, en el caso de los que tenemos bebés, corren riesgo de tener una “muerte prematura” en sus manos (ya le veis en la esquina de la foto trasteando con ellas). Hubiera agradecido un material un poco más grueso, que además facilitaría la manipulación de las fichas.

 

IMÁGENES: Stoks Didactic y yo misma.